jueves, 6 de noviembre de 2008

Gente

Amamos, sufrimos y gozamos a diario, probablemente sin excepciones. Por lo tanto se hace materia lo escencial, en lo cotidiano. Y cada cual tendrá su paleta y su lienzo, su acto y su público.

Hoy: